top of page

Ingeniero civil agrícola UdeC es el nuevo director del SAG Ñuble


Osvaldo Alcayaga fue elegido por el sistema de Alta Dirección Pública. Ex jefe de la División de Fomento e Industria del Gobierno Regional de Ñuble destacó que la formación que entrega la carrera, brinda a sus egresados una gran versatilidad en el mundo laboral.




El ingeniero civil agrícola Osvaldo Alcayaga Benavente, titulado de la Facultad de Ingeniería Agrícola de la Universidad de Concepción (FIAUdeC), Campus Chillán, fue elegido director regional del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) en Ñuble, cargo que asumió el 4 de enero recién pasado.

Alcayaga (49 años) participó en el concurso de Alta Dirección Pública que convocó el Servicio Civil en agosto del año pasado, y fue nominado como director regional titular del SAG por un período de tres años prorrogables.

El profesional cuenta, además, con un Magíster en Gestión Pública, Desarrollo Local y Regional de la Universidad de Los Lagos; y diplomados en “Desarrollo Económico Local y Territorial" y “Asuntos Internacionales y Cooperación Descentralizada”, de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

En su trayectoria, destaca haber sido gerente del Programa Chile Emprende del Valle del Itata, coordinador de la Oficina de Desarrollo Económico de la Municipalidad de Quillón, y, desde junio de 2021 hasta enero de 2023, se desempeñó como jefe de la División de Fomento e Industria del Gobierno Regional de Ñuble, puesto desde el cual contribuyó a fortalecer la gestión público-privada y la colaboración con las municipalidades y universidades.


SU PASO POR LA UNIVERSIDAD

Alcayaga recordó que siempre le apasionó la agricultura. Estudió en el Liceo Agrícola El Huertón, de Los Ángeles, del cual egresó con el título de técnico agrícola y trabajó en una planta exportadora de berries. En 1995 entró a Ingeniería Civil Agrícola, en el campus Chillán de la UdeC. “Al momento de elegir mi carrera profesional, estaba indeciso entre estudiar construcción civil, ingeniería o el área agrícola, entonces, cuando conocí la carrera fue una mixtura que me llamó mucho la atención, tenía dudas sobre el campo laboral, porque la carrera no era muy conocida, pero se disiparon el primer año, cuando vimos que podíamos desempeñarnos en temas como maquinaria agrícola, agroindustria, riego y economía, entre otras”, relató.

“Eso es lo bonito de la ingeniería agrícola, que mezcla la ingeniería con el campo, con el medio ambiente, con las comunidades, con el territorio, y eso es un sello bien característico de Ingeniería Civil Agrícola”, añadió el profesional, quien valoró que, “con los conocimientos adquiridos, la carrera me dio la posibilidad de identificar y trabajar líneas de interés en múltiples dimensiones; muy pocas tienen la versatilidad que tiene la carrera, es decir, nosotros podemos trabajar haciendo planes de negocios como desarrollando obras de riego, pasando por energías renovables no convencionales o darle valor a la producción a través de la agroindustria”.

En esa línea, relató que, “antes de la salir de la Universidad, nos ganamos con unos compañeros un concurso de innovación, en Innova UdeC, con un proyecto sobre el uso del interior de los carozos como sustituto de almendra y para hacer carbón activado, en 2001; y luego trabajé con el profesor Pedro Melín Marín, en un proyecto con World Vision en temas de emprendimiento y a partir de ahí me encanté con el tema de gestión y microempresa. Paralelamente, hice mi tesis con la profesora Dra. Leslie Vidal Jiménez, sobre actividad enzimática de los papayos de Cobquecura, con el apoyo de Biología Molecular UdeC y con el laboratorio del INIA”.


DESARROLLO PROFESIONAL

Tras recibir su título, comenzó a trabajar en el Programa de Modernización de Microempresas de la Corfo en Coelemu y Pinto; y luego, “en un convenio Fosis-Sercotec, nos enfocamos en microemprendedores del Valle del Itata, con el apoyo del País Vasco, y no me fui más de la zona, porque gané una licitación para ser gerente del Programa Chile Emprende, en 2006. Trabajamos en turismo rural, donde formamos la Mesa Público-Privada de Turismo con la gente del Valle del Itata”. Así, en 2011 entró al municipio de Quillón, donde trabajó diez años como encargado de la Oficina de Desarrollo Económico Local, con fuerte énfasis en el fomento productivo, la colaboración público-privada en temas de formalización, gestión y promoción.

Militante del Partido Socialista, comentó que su vida profesional se ha desarrollado en paralelo a su actividad política, donde ha participado en comisiones de trabajo en el ámbito del desarrollo rural, por ello no sorprendió mucho que desembarcara en el Gobierno Regional de Ñuble cuando Óscar Crisóstomo Llanos asumió como gobernador. “Creo que es importante participar en lo político, creo que es casi un deber de los profesionales aportar a la vida pública, y la vida pública se define en el ámbito político”, aseveró.

En su paso por el Gobierno Regional, promovió el modelo de alianzas público-privadas; apoyó los programas de fomento y triplicó la inversión con las universidades, financiando iniciativas de investigación, ciencia, tecnología e innovación aplicada, donde destacó, entre otras iniciativas, el programa que ejecuta la UdeC con la cooperativa Coovicen, de Quillón, liderada por el director del Departamento de Agroindustrias, Dr. Juan Cañumir Veas.

Hoy, en su nueva oficina, Alcayaga alabó el trabajo del SAG en materia sanitaria, “que es una labor profundamente técnica, muy profesionalizada, con protocolos bien establecidos, y esa seriedad que le da al sistema agropecuario, yo creo que es muy importante reforzar”.

“Como región, tenemos el desafío de habilitar el paso fronterizo Minas-Ñuble, donde el SAG juega un importante rol; de educación en materia de sanidad vegetal y animal, y por ello, reivindicar la labor de fiscalización, de prevención y de trabajo sanitario, que es esencial para la región y el país, donde es importante fortalecer el trabajo colaborativo con los municipios; en esa línea, queremos erradicar la brucelosis bovina; pero también tenemos el desafío de la modernización y de mejorar la infraestructura y el equipamiento del SAG, contar con más personal, porque así como la región no ha terminado de instalarse, el SAG tampoco está totalmente instalado”, puntualizó.





9 visualizaciones0 comentarios
bottom of page